Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Mendilíbar: "El enfado del bético jugará a favor del Éibar"

Las responsabilidades han de pedirse cuando llegue la hora y no esta tarde ante los vascos

Partido de órdago a la grande en Heliópolis así que esté abriéndose el portón de los sustos por vez primera este año en la Maestranza. Toro complicado el que tiene por delante este Betis acosado por las dudas que plantean sus pésimos números. No hay por donde coger los guarismos que presenta el Betis y que han ocasionado un ambiente tan a contraestilo que puede ser el mejor jugador de un equipo, el Eibar, que está en sus antípodas.

Mendilíbar, ese entrenador que se ha reencontrado en Ipurúa tras una trayectoria llena de sombras, ha sido muy claro al advertir que el mal rollo de la gente con su equipo puede jugar a favor de los suyos. Lógicamente, el bético está hasta el gorro de soportar que su equipo no le dé una sola satisfacción y eso hace que vaya al campo dispuesto a no dejar pasar una mostrando su repulsa a la primera desaplicación. Lógico todo cuando se está harto de estar harto, pero...

Lo de esta tarde en el santuario del Real Betis Balompié es vital para que el pozo no ejerza, como tantas y tantas veces, de agujero magnético al que se precipita la tropa verde, blanca y verde. Por eso y bajo la vieja conseja de que la caridad empieza por uno mismo, el manque pierda debe desempolvarse y dejar los juicios para cuando todo el pescado esté vendido. Otro tropiezo podría desencadenar un tobogán de malos rollos que cualquiera sabe dónde terminaría.

Aunque hay botarates y desafectos a la causa que confunden el sentido del eslogan, el atávico manque pierda es un grito de fidelidad y de rebeldía ante la adversidad, no una expresión conformista. Esa exigencia que se predica desde púlpitos nada recomendables no es más que una celada donde el bético no debe caer. Estar hoy con el equipo de forma incondicional es de obligado cumplimiento y cuando sea la hora del juicio final pedir responsabilidades, no hoy.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios