Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Misión imposible, no; complicadísima, sí

VUELVE el fútbol de verdad y se orilla ese sucedáneo que ha sido la resaca del derbi. Esta tarde, el balón corre y veinte tipos se lo disputan; fútbol en estado puro y no la milonga de quererle buscar al gato del derbi cinco patitas. Comparece el Real Betis Balompié en el primer escaparate del orbe futbolístico para una misión que si no es imposible hemos de convenir que resulta asaz complicada, que el Realísimo no admite bromas en casa.

Entre las milongas posderbi a que me refiero se encuentra la acusación de Mel a los que osamos cuestionar su planteamiento. Opiniones que calificó el competente entrenador del Betis de estupideces. Se paró en la descalificación, pero sin explicar por qué puñetas tenía el Sevilla superioridad numérica en esa zona donde se gesta el fútbol y que los más clásicos denominaban zona ancha. Y bien ancha que debió parecerle la susodicha zona a Cañas y a Beñat, anchísima.

Seguro que hoy no será igual, que teniendo en cuenta la categoría del rival diste mucho el dibujo en la pizarra del exhibido en el manido derbi. Y a favor del equipo bético podría jugar la inminencia de esa cita trascendente del miércoles con el Borussia Dortmund. De hecho, Mourinho hace alguna rotación, pero para desgracia bética entre los rotados está Kedhira, pero no Cristiano ni ninguno de los pesos pesadísimos si exceptuamos el descanso al gran Sergio Ramos.

En fin, que el partido se las trae, que ni se recuerda cuándo perdió el Madrid como anfitrión en cita liguera. Afortunadamente para el Betis, pase lo que pase seguirá en zona continental, señal inequívoca de que hizo a tiempo los deberes. El de esta tarde es de esos partidos con un botín con el que no se cuenta a principios de temporada. Pasa, por tanto, que si cae algo bienvenido será y motivo de esperanza para que Europa se siga contemplando al alcance, muy al alcance.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios