Visto y oído

Antonio Sempere

Moralejas

Como muchos de ustedes sabrán, el miércoles hubo paros parciales en TVE, lo que obligó a suspender varios de esos programas que se emiten en directo. Por ejemplo, Gente. En su lugar se emitieron dos entregas de Repor, concretamente Animales de usar y tirar y Aislados. A modo de relleno. Sin avisar ni promocionar.

Pues bien, sucede que los sacrosantos datos de las audiencias arrojaron unas cifras, con 2.519.000 espectadores en el caso del segundo reportaje, incluso superiores a las que marca Gente en sus entregas habituales. Lo que nos plantea algún que otro interrogante. No hace muchos días planteaba en esta misma columna a qué obedece el hecho de que un espacio como Comando actualidad se emita con todos los honores del prime time mientras que Repor lo tiene que hacer, de un modo sistemático pasada la medianoche, cuando no en plena madrugada.

En aquella ocasión fui malpensado, y expuse que no encontraba otra explicación para el ostracismo que la del lugar de procedencia de ambos productos. Mientras Comando actualidad se fabrica en Madrid, Repor se hace en Sant Cugat del Vallés. Nos quedaba la duda sobre lo que ocurriría en el caso de que se emitiese en un horario normalizado. La incógnita quedó resuelta, por casualidad, el pasado miércoles. Cuando la audiencia no sólo no cayó, sino que experimentó un incremento. Si no se emite Gente, no pasa nada. Si un programa como Repor se programa bien, tampoco se hunde La 1.

No son malas moralejas. Solamente por extraer esta lección damos por bien empleados estos paros parciales. En el mismo sentido cabría reseñar el caso de 50 años de, también fabricado en Barcelona, que rompe audiencias sin apenas promoción.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios