El catalejo

Moriña, el portavoz mudo

POR si no lo sabían, desde que Celis abandonó el barco municipal -claramente a la deriva; no porque él se fuera, claro, sino por su actual capitán- los socialistas municipales tienen un nuevo portavoz, acorde con la mayoría oficialista, que finalmente se impuso en la guerra civil del PSOE de Sevilla, del que se sabe poco y al que se le ha oído menos todavía. Se llama Alberto Moriña. El citado reapareció esta semana tras las vacaciones y visitó el convento de Santa Clara. No dijo demasiado. La obra se acabará en octubre y, para variar, sus costes se han doblado. Un peligroso vicio municipal. Hay quien se pregunta los motivos del vacío en el PSOE municipal: con Espadas sin llegar a estar del todo, los oficialistas todavía no han sabido llenar el espacio vacío. Y eso que ganaron.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios