Con la venia

Manuel / García / Fernández

Penitencia

MUCHOS somos los cofrades sevillanos que nos hemos interrogado por el verdadero sentido cristiano de nuestra estación penitencia a la Iglesia Catedral. Y también ensimismados en nuestros hábitos nazarenos hemos reflexionado sobre el contenido evangélico y eclesiástico de esta forma de penitencia que públicamente hacemos y ejemplarizamos en el más absoluto anonimato.

La Iglesia toda ha insistido últimamente para que la estación de penitencia de nuestras diferentes cofradías no fuera únicamente un símbolo externo de los nuevos tiempos, una manifestación laica, sociocultural y estética, vacía de cualquier contenido teológico cristiano. Por el contrario, la estación de penitencia que públicamente hacemos los cofrades en unión fraternal con toda la Iglesia durante la Semana Santa ha tenido a lo largo de la historia una relación solo muy tangencial con el sacramento de la confesión, y más exactamente como el símbolo externo, la pena o satisfacción impuesta por la Iglesia para la expiación definitiva de las faltas.

Desde su origen cristiano la penitencia externa ha sido justificada como la satisfacción del sacramento de la reconciliación con Dios y el prójimo. En el catecismo del beato Juan Pablo II se dedica el Art. 14 al sacramento de la penitencia y la reconciliación. En su tenor documental la Iglesia reclama la grandeza de la penitencia interior, de la verdadera conversión del corazón, frente a la penitencia exterior. De modo que el verdadero arrepentimiento del cristiano se pueda expresar en unos actos piadosos o gestos externos menos grandilocuentes que en los tiempos pasados. Este sentido fueron los monjes irlandeses y anglosajones de los siglos bajo medievales los que cambiaron la praxis de la penitencia privada e intima por otra exterior y ejemplarizante dando origen a verdaderas estaciones de penitencia, sobre todo en cuaresma y, muy especialmente, durante la Semana Santa, realizando singular estación de penitencia a la Iglesia Catedral.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios