La ventana

Luis Carlos Peris

Peregrinaciones como de un tiempo muy pretérito

TRADICIÓN auténtica, de las que han ido cimentándose al ritmo de las caídas de tacos de almanaque y que conservan la pátina que sólo el tiempo proporciona. Víspera de la Virgen y en esta madrugada se repetirá el rito que nació cuando no había otra manera de bajar desde el Aljarafe hasta las plantas de la Patrona de la Archidiócesis. Familias enteras que ya en la alta madrugada se ponen en camino desde Albaida, Olivares, Salteras, Valencina, Castilleja de Guzmán... Diligentes, con la fuerza que les proporcionan creencias que ellos no consideran negociables, se ven descendiendo por Caño Ronco en grupos llenos de esa alegría que da la esperanza por algo que consideran tangible. Los he visto año tras año en esta noche vesperal y siempre con la misma energía por mucho que las ausencias se recuerden con dolor, como único punto de negrura en esta noche de la Virgen por los caminos y las veredas del Aljarafe.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios