PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Pro veladores con papeleras

ES una tendencia consolidada la proliferación de veladores en una ciudad con tantas horas de sol, y a la vez con tantas ganas de brisa nocturna en los meses de más calor. El notable aumento de la hostelería sin techo es una de las causas de la mayor suciedad en las calles de Sevilla. A mayor número de consumiciones en la vía pública, más probabilidad de impregnar con desperdicios y colillas las aceras, alcorques y parterres. El Ayuntamiento recauda más dinero, vía tasas, en bares y restaurantes a cambio de validar el uso comercial de los veladores. La solución a esa mayor carga de suciedad no ha de venir de un servicio especial de limpieza, sino de aplicaciones para ensuciar menos. Ha llegado la hora de incorporarle una pequeña papelera de quita y pon a cada velador.

Si se toman la molestia de fijarse en los restos que jalonan sus pisadas de transeúnte, hay abundancia de servilletas de papel, cáscaras, pequeños envoltorios... Objetos de muy escaso peso que, aunque los ocupantes de un velador sean cívicos y no conciban como un vertedero el terreno que pisan, se caen al suelo desde la mesa si te coge desprevenido por efecto de las corrientes de aire que pueden circular por las esquinas y plazas ocupadas por veladores. El arrastre de material sigue su inercia, y con el paso de los minutos y de los zapatos se va esparciendo fuera del espacio que los camareros entienden como suyo cuando toca limpiar. Y ahí queda eso en la imaginaria frontera de las losetas: millones de pequeñas suciedades que son endosadas a la comunidad de vecinos llamada Sevilla.

La Asociación de Hostelería, que preside Pedro Sánchez Cuerda, debe instar a la colocación de pequeñas papeleras que se enganchen al velador. Pueden servir de soporte publicitario. Y el Ayuntamiento tiene que obligar a su implantación, no sólo para las calles turísticas, sino en toda la ciudad. En estos detalles se sustenta la calidad de vida, el atractivo y el ahorro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios