El parqué

Pablo Cumella

Rebote pese a Trichet

EL Íbex cerró ayer la sesión con una subida del 1,49% que le llevó a 8.277 puntos, a pesar del discurso del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, que confirmó la desaceleración del crecimiento de la Eurozona sin dar señales claras de una próxima bajada de tipos de interés.

El Íbex puso los ojos en los buenos datos macro de EEUU y se apoyó en el impulso de grandes valores como Repsol (+2,85%) y BBVA (+1,73%). El Santander avanzó un 1,58% y Telefónica un 1,4%. A la cabeza de las ganancias se colocó Abengoa (+4,67%), y en el segundo y tercer puesto OHL (+3,56%) y Gas Natural (+2,91%). Sólo tres valores terminaron en pérdidas, Caixabank (-2,37%), Enagás (-0,73) y Mapfre (-0,53).

Madrid lideró de lejos las ganancias entre las principales plazas europesas. París y Londres subieron un 0,4% en ambos casos y Fráncfort selló la jornada casi en tablas (+0,05%), mientras el parqué neoyorquino se anotaba un 0,28%.

Con la crisis de la deuda soberana de Grecia sin resolver como telón de fondo, las primas de riesgo de España e Italia alcanzaron los 317 y 340 puntos básicos, respectivamente. Para el analista de Threadneedle Mark Burgess, "Grecia saldrá del euro, lo que será como si el sistema financiero europeo tuviera un ataque al corazón". No obstante, estima que si su salida se acomete de forma coordinada, junto a una bajada de tipos en la zona euro, puede resultar positivo y permitir que los mercados "sigan adelante". También podría servir de catalizador para que Italia y España reconduzcan adecuadamente su déficit, y evitaría que Grecia se sumiera en una prolongada depresión económica.

En el mercado de divisas, el euro retrocedió posiciones con respecto al dólar y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas se fijó en 1,3977 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios