Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Reconociendo a Manolo Jiménez

Setenta puntos es un bagaje como para hacer que pareciesen ilógicas las críticas a la labor del entrenador

SETENTA puntos es el aval para que Manolo Jiménez haya sido reconocido como el entrenador revelación de esta Liga recién terminada. Setenta puntos que no han sido suficientes, por lo visto, para calmar a sus muchos detractores. Detractores entre los que existen muy buenos aficionados y a los que ni siquiera esa cota sideral de puntos que ha logrado para el Sevilla logra hacerles desistir. Tengo conocidos a los que considero como auténticos iniciados en esto del fútbol, hasta con alma de entrenador alguno de ellos, que no están con el de Arahal y es algo que me cuesta digerir, algo que achaco a un faraonismo desmedido.

Setenta puntos, casi nada. El Deportivo campeonó en la Liga del 2000 con un punto menos. Claro que aquel curso cogió distraídos a los dos grandes. Se sabe que para salir campeón de Liga no basta con que se equivoque el Madrid o el Barça; han de equivocarse los dos y en aquella 99-00 ambos hicieron una campaña muy por debajo de lo que acostumbran. Setenta puntos, qué barbaridad de puntos, sobredosis de puntos para que extrañe, al menos extrañe, tanta gente cuestionando a Manolo Jiménez. Afortunadamente, en el club imperó el sentido común y se optó por no correr aventuras con otro técnico en una campaña especialmente ilusionante.

Lo ha reconocido la institución y ahora le reconoce sus méritos, indudables méritos, la UEFA al declararlo como entrenador revelación de esta Liga. Y con él, el argentino Perotti, el que logró el pasaporte a Champions con tiempo suficiente como para tomarse la última fecha a título de inventario. Me alegra que a Manolo le lluevan los reconocimientos después de una campaña tan agridulce. Campaña en la que se combinaron el dulce de la sobredosis de puntos que cayeron en la talega blanca y lo agrio de saber que, a pesar de ello, era cuestionado. Felicidades al entrenador del Sevilla y, por supuesto, al Sevilla por mantenerse al margen de lo que dijeran algunos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios