La ventana

Luis Carlos Peris

Setenta años engañados por crédulos historiadores

OTRA mentira más, y van, con la que hemos convivido todo el tiempo que llevamos en este valle de lágrimas. Alfacar, el Barranco de Víznar, nada de nada, ni una esquirla ósea, ni un solo rastro de que Federico hubiese reposado ahí después del ominoso paseo en aquella nefanda madrugada de agosto del 36. No vamos a tener otra salida que acostumbrarnos a vivir instalados en la mentira, pues, caray, resulta que cada día nos desayunamos con algo que nos contaron y que el tiempo se encarga de desvelar que no pasó. Con lo bien que nos han explicado historiadores tan contentos de sí mismos como Gibson dónde estaba Federico... Y con pelos y señales un pelotón de historiadores fusila la historia de tal manera que ya no sé si soy de los nuestros o no. Setenta años creyendo que el Barranco de Víznar era campo sacralizado por los restos de Federico y tampoco eso era verdad. Historia, historias...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios