Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Sevilla sigue siendo ejemplo

Lejos los tiempos en que compraba en la tienda de los veinte duros, el club sigue siendo empresa modélica

APARQUEMOS los ecos de la Eurocopa y bajemos a la más cercana y doméstica actualidad. Aunque España haya sido elevada por primera vez al oro mundial, a lo más alto del podio de selecciones, hay que analizar cómo discurre la vida por nuestro lado. Por mucho que los fastos den para lo que están dando, para mucho, digamos que procede diseccionar el entorno y por ahí nos encontramos con la buena y ya natural especie de lo bien que está haciendo las cosas el Sevilla mientras todos los demás se refuerzan y el Betis ve desolado cómo el que lo maneja marea y marea la perdiz camino de no se sabe dónde.

Se fue Alves llorando y llegó a Barcelona con la sonrisa de oreja a oreja. Es lo natural cuando se mejora tras haber estado a gusto en el lugar de procedencia. Lágrimas y sonrisas para resumir el cambio en la vida de ese futbolista total que juega de lateral derecho y que, tras infinidad de correrías por toda la cancha, es capaz de terminar el partido con una incursión por la banda izquierda según ataca su equipo. Aquí llegó como niño y se va como hombre y futbolista experimentado, de ahí las lágrimas en la despedida. Del Nido, incluso, hizo un alto en las hostilidades que rodean a las despedidas para calificarlo como el mejor futbolista que él vio con la casaca blanca.

Pero ya Alves sólo mueve molino en la tesorería, a la que ha dejado con el riñón a cubierto, y hay que extenderse a lo bien que el Sevilla está proyectando el curso; el curso y también el futuro a un plazo muy considerable. Se ingresa un dineral y se invierte en la mejora del equipo, que es el motor indiscutible de todo club de fútbol. Pero no sólo se mejora al primer equipo sino que se fortalecen los nodrizas. Todo sin abandonar para nada el cuidado de una cantera sin demasiada representación en el primer equipo, pero ciertamente alta en su rentabilidad. Es un ejemplo el Sevilla, ese club que compraba en la tienda de los veinte duros y que ahora es una empresa modélica.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios