Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Sevilla, otra vez juez de la Liga

Se cumplen treinta años de un triunfo sobre la Real Sociedad que le pondría en bandeja el título al Real Madrid

TRAS el descomunal golpe de mano que el Sevilla dio en Santander, ahora se encuentra con un estímulo añadido a los muchos que le impulsan para batir al Barcelona. Ahora que ya no depende de nadie se encuentra con la cuestión de matar dos pájaros de un tiro, consolidarse en Zona Champions y repetir algo que ya hizo hace treinta años, ponerle en bandeja una Liga al Real Madrid. Casualidades de la vida o bromas que el destino se guarda en la bocamanga para que se repita el aserto de que no hay nada nuevo bajo el sol. ¿O no parece una broma que justo a los treinta años pueda el Sevilla reescribir un capítulo de su vida?

Para ser rigurosos, treinta años menos tres días, que fue el 11 de mayo de 1980 cuando al Sánchez Pizjuán arribaba una Real Sociedad invicta a la que le bastaba un empate para lograr su primer título de Liga. Era, como ahora, jornada penúltima, y también como ahora aguardaba el Real Madrid bajo el árbol a ver si caía la breva. La única diferencia es que entonces se movió el Sevilla por el estímulo de una prima de tercero y hoy le mueve confirmar que va a jugar nuevamente Liga de Campeones. Y aquella tórrida tarde preveraniega ganó el Sevilla con dos goles de Bertoni y cuando, expulsados Blanco y Juan Carlos, estaba en cancha con sólo nueve hombres.

A la Real le bastaba el empate para entonar el alirón una semana después en Atocha, pero ahora no le basta al Barça con firmar tablas. Todo, claro, no iba a ser calcado, que las casualidades también tienen sus limitaciones, pero sí puede afirmarse que, otra vez, tiene el Sevilla en sus manos el destino de esta Liga inigualable, sólo de dos pero tremenda por sus números y por el ritmo que mantienen los dos colosos. Entonces hubo sevillistas que no vieron con buenos ojos lo de facilitarle al Realísimo una Liga más y por ahí otra cuestión que diferencia lo de mañana a lo de hace treinta años, que al Sevilla también le va la vida, que no sólo de títulos vive el hombre.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios