Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Más TDT

Apartir de la ensangrentada cabeza del caballo las cosas sólo pueden ir a peor. Sabe a descubrimiento encontrarse una película como El padrino en el lugar que menos te esperas, en el canal de las telenovelas, Nova. Y ahí estaba la firma de Coppola, entre chaquetas de cuervos, camisas sudadas y sangre fácil, en el génesis de Los Soprano y en el origen inspirador de series más nuestras como ese Crematorio que se despidió de puntillas de La Sexta. Y un doblaje de otro tiempo, en el crepúsculo de una época solemne.

Entre la treintena de canales de la TDT, más todo lo que colea por lo local y lo ilegal, hay oportunidades y mucho más de lo que parece, más allá de las redifusiones de Gran Hermano, las teletiendas eternas y los adivinadores patéticos. Divinity, donde parece que siempre están echando Ally McBeal o a las deliciosas petardas de Sexo en Nueva York, cuenta los jueves por la noche con un ciclo de cine de toda la vida, ese que por motivos presupuestarios también recurre La 1 y que alfombra la parrilla de La Sexta 3, que está a punto de cumplir con resultados más que aceptables su primer año de existencia. El cine en blanco y negro, las películas con más de 40 años o los actores menos comerciales han recuperado rendijas y el tercer canal de La Sexta es una alegría gratuita que, nos imaginamos, Antena 3 no destrozará.

Recién llegados como Energy, con sus Cazadores de mitos o la ficción Sons of Anarchy; o Discovery Max, con sus documentales muy yanquis pero a veces apetecibles, rescatan formatos que hace unos años se perdieron por los segundos canales y sólo hallaban tribuna preferente en los operadores de pago especializados. En la TDT también hay cine potable o series para minorías.

Una sugerencia: haga uso de las páginas de atrás de esta columna. De un vistazo verá cómo hay más cosas para ver.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios