PASA LA VIDA

Torrijos, como Camps y Cascos

EL club de los políticos imputados acaba de admitir, como nuevo miembro, a un ex sindicalista que ayer se convirtió por vez primera en personaje de horario televisivo de máxima audiencia. Antonio Rodrigo Torrijos fue noticia nacional en el telediario nocturno de Pepa Bueno. Con el primer teniente de alcalde de semejante guisa, el Ayuntamiento hispalense sube el listón de autoridades investigadas por las irregularidades de Mercasevilla. Ya lo dice la campaña: Sevilla se ve. Y de qué modo, ahora que la corrupción andaluza forma parte a diario del menú mediático de las polémicas.

Torrijos ya es como Camps y como Cascos. Un imputado. Figura procesal cuyo significado se suele malinterpretar como sambenito, pues en realidad aporta garantías de defensa ante una acusación. Lo verdaderamente grave es el desmarque de Torrijos para no asumir responsabilidades en la desastrosa gestión de Mercasevilla. Una empresa pública donde todo es un engaño: los balances, las auditorías, los puestos de trabajo necesarios, las prejubilaciones, la venta de inmaduros, la recalificación de los suelos. Y la propia existencia de una sociedad intermediaria que ya no es imprescindible pues por ella no pasan grandes contingentes de alimentos, pescados incluidos, que la población adquiere en los hipermercados y centros comerciales.

Cuando se presume que en las delegaciones y sociedades municipales que él controla no se mueve un papel sin que él esté al tanto, y en ellas se practican purgas, y despidos, a los trabajadores que no se someten a los dictados de los camaradas, se sostiene aún menos la coartada que esgrime para no admitir su importante cuota de responsabilidad política, por activa y por pasiva, en el desastre de Mercasevilla.

Insisto: Torrijos es como Camps y Cascos. Un cacique. Y un candidato imputado. Por la presunta enajenación fraudulenta e ilegal de los suelos. El urbanismo bajo sospecha no es sólo de derechas ni sólo de izquierdas. Es el sarampión de nuestra democracia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios