PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La Universidad de Greenpower

LA gestión política de las dos universidades sevillanas depara síntomas preocupantes. Sus estamentos se habían acostumbrado a potenciar el compadreo más que el rigor, y a la consolidación de las taifas gracias al reparto de los recursos que proceden del dinero de los contribuyentes. Ahora que flaquea sobremanera el caudal de fondos públicos, toca menos a repartir y se rompe la paz de las complicidades.

El posible cambio de gobierno en Andalucía también provoca maniobras orquestales en la oscuridad de los decanatos. La desautorización de Juan Jiménez como rector de la Olavide por parte del claustro está alentada por profesores que no solo quieren crear un lobby sino que además pueden convertirse en un comité de bienvenida que le ponga mejor cara a Javier Arenas como presidente de la Junta. De la Pablo Iglesias, sambenito que se le puso a dicha universidad por convertirse inicialmente en pesebre de socialistas, a la Cánovas del Castillo.

También se está moviendo el cotarro desde el profesorado de la Hispalense más antisistema, para activar desde el ambiente universitario diversas iniciativas de fuerte contestación estudiantil al neoliberalismo de Rajoy y a los recortes presupuestarios. Motivos hay de sobra para debatir el camino que debe andar España para salir de la crisis. Pero me sorprende que se agite, como un baldón negativo a ojos de los alumnos, la idea de que la Universidad está mercantilizada y eso les perjudica. Quienes dicen eso callan su implicación en la mercantil endogamia de las plazas docentes.

Ojalá surgieran de las universidades sevillanas muchas más empresas como Greenpower. Fue creada como una spin-off desde la Escuela Superior de Ingenieros y la calidad de sus aportaciones a la eficiencia energética la han convertido en una firma que facturó tres millones de euros en 2006 y quintuplicó sus ingresos en 2011. Progresión espectacular inversamente proporcional al agravamiento de la crisis general. El 90% de sus ventas son en el extranjero, factor clave de viabilidad. En 2012 prevé duplicar su facturación y llegar a 30 millones de euros. Está desarrollando cinco líneas de alta investigación que son tenidas muy en cuenta por grandes empresas. Esa es la universidad que necesitamos.. La que representa Greenpower. La que piensa por sí misma, en lugar de limitarse a contar lo que otros han pensado. La que revierte a la sociedad su talento en forma de riqueza, y no la que vive blindada en su pereza intelectual.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios