La ventana

Luis Carlos Peris

Verle la cara a la Virgen y de paso…

SIGUE teniendo tirón, muchísimo tirón, el rito sevillanísimo de ir al besamanos de la Virgen de Los Reyes. A pesar de los mercurios disparados por ese calor que viene de África, el personal se mete en harina para adentrase por la urdimbre urbana y hacer esa etapa reina que tiene su meta ante la Patrona. A pesar también de la indudable ola de laicismo que nos invade, ola contra la que no tengo objeción alguna que poner, la Virgen de los Reyes sigue teniendo su clientela, la fija y la de aluvión, la de toda la vida y una renovada, que continúan surgiendo levas de jóvenes que no se mueven bajo los parámetros laicistas. Siguen formándose colas en estos días de vísperas del día más señalado para ver a la Patrona cara a cara y, de paso, pedirle un tiempo mejor. No una mejoría de este tiempo tan natural como manifiestamente mejorable en lo meteorológico, sino en el otro, que ya hasta reconoce Solbes que la cosa va peor que mal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios