La ventana

Luis Carlos Peris

Al amigo, al enemigo y al indiferente

ARCHICONOCIDO es que desde el poder se le da al amigo el culo, al enemigo por el culo y al indiferente se le aplica la legalidad vigente. Y así da la impresión que va a hacer la autoridad municipal con dos bares emblemáticos del Parque de María Luisa. La Raza y el Citroen tienen sus días contados, ya que siendo edificios de propiedad municipal no serán renovados sus arrendamientos bajo la excusa de que van a ser cambiados de uso. Cambiar el uso de dos oasis en los que guiris y aborígenes se reponen en esos paseos por el gran jardín de los Montpensier no parece que sea una medida adecuada. Ahora bien, si se cae en la cuenta de que desvelar el nauseabundo caso de los ERE y de los cursos de formación tuvo su origen en cierta conversación telefónica que el arrendatario grabó con el entonces mandarín de Mercasevilla, las cosas empiezan a comprenderse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios