PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El asfalto de la autovía

LA remodelación del tráfico en la ronda histórica se lleva la palma del protagonismo en el verano agosteño. El cambio lleva implícito un lifting en su asfaltado. Reclamo más atención para otra vía menos histórica pero más importante: es impresentable el estado del firme de la autovía Sevilla-Huelva en los 30 kilómetros más cercanos a la capital andaluza. Con el tráfico que soporta (metropolitano, provincial, regional e hispanoluso) y asumiendo las funciones de la SE-40 que no existe entre las dos coronas del Aljarafe, la mayor frecuencia de paso con motivo de las vacaciones y de las escapadas de fin de semana agudiza la desagradable experiencia de circular por una vía preferente con parches e irregularidades de carretera secundaria.

El asunto es muy serio porque va en detrimento de la seguridad vial. Cuando se circula por una calzada ancha regida por el límite máximo de velocidad, se le presupone una gran calidad de adherencia al piso en los continuos cambios de carril que se efectúan para iniciar y concluir los adelantamientos. No es el caso, por desgracia, pues incluso permaneciendo en el de la derecha hay que padecer continuos vaivenes y ondulaciones. La segunda modernización de esta autovía sigue en lista de espera pese al catálogo de carencias y desperfectos que denuncian los agentes de la Guardia Civil. ¿A quién hay que quitarle puntos de su carné político?

Llegó el verano y la autovía se convierte en la calle mayor de la vida dual entre los hogares sevillanos y las segundas residencias desde Matalascañas hasta Islantilla. Y se le notan más los defectos. Nunca es buen momento para hacer obras en una vía estratégica y reducirla a un carril por sentido. Pero si ni siquiera se han podado las adelfas de la mediana cuando teníamos superávit en las cuentas del Estado, qué nos aguarda al volante ahora que circulamos por la desaceleración y el déficit. Y la tijera de poda la lleva Solbes en su cartera…

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios