José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

La asignatura del transporte público

EL ministro de Industria, Turismo y Comercio anunció esta semana un nuevo plan nacional de ahorro energético (el tercero en tres años) que pretende reducir en 5.000 millones la factura que pagamos a los productores de petróleo. Dado que España importa actualmente unos 435 millones de barriles de crudo al año, el objetivo será recortar estas adquisiciones en un 10%, es decir, entre 43 ó 44 millones de barriles.

En la generación eléctrica, el grueso de la energía que consumimos, el petróleo incide poco, así que el campo sobre el que actuará el plan no debe ser otro que el transporte. Es evidente que la desaceleración actual facilitará el cumplimiento del objetivo del ministro, pero el tamaño de la empresa es tal que se requiere que cada una de las familias sustituya el coche por el transporte público para ir a trabajar. Y, hoy por hoy, no están por la labor.

El INE ha publicado las cifras de transporte de viajeros correspondientes a mayo y no le pone las cosas fáciles a Sebastián. Desciende el uso del transporte en todas las categorías, salvo en el caso del AVE que aumentó el número viajeros en un 24,8%. En España, el número de viajeros que usaron el transporte urbano en mayo alcanzó los 277 millones, lo que supone un descenso del 4,9% respecto al mismo mes de 2007. La caída más importante se registró en el transporte por autobús (5,6%) y en el metro (3,8%). Más de 159 millones y medio de viajeros utilizaron las líneas urbanas regulares de autobús en mayo, lo que supone una bajada del 5,4% respecto al mismo mes de 2007. Algo más descendió el transporte urbano regular especial escolar (9,5%) y especial laboral (4,8%).

Por otro lado, el transporte interurbano es utilizado por cerca de 172,2 millones de viajeros, un 1,9% menos. En el caso del transporte por carretera, el número de viajeros que utiliza el autobús en sus desplazamientos interurbanos desciende un 0,3%, aunque el discrecional en autobús aumenta un 4,2%. En el transporte por ferrocarril se registra un descenso del 5%, tanto en Renfe (4,5%) como en vía estrecha (7,9%). El transporte aéreo interior presenta en mayo un descenso del 5,3%.

En definitiva, el abandono del transporte público en el conjunto nacional ha sido de 8.647.000 viajeros, aunque desigualmente distribuido. Aunque el número de viajeros decrece en casi todas las comunidades, cabe destacar los aumentos interanuales de Asturias (9,8%), Murcia (4,9%) y Castilla-La Mancha (3,9%). En lado opuesto, Cataluña o Madrid, donde el descenso supera el 9%. Andalucía ve descender el número de viajeros en un 1,69%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios