desde mi córner

Luis Carlos Peris

Con el carácter por bandera

La forma en que el Sevilla levantó un partido a contrapelo demostró que la imagen dada en Vigo fue accidental

DEMOSTRÓ el Sevilla que la mala imagen mostrada en Vigo antes del interminable parón liguero pudo ser un accidente, uno de los muchos accidentes que la Liga embosca en sus recovecos. En la intempestiva noche del lunes, el pelotón de Míchel sacó a relucir ese mismo carácter que le permitió derrotar al Madrid y a tenérselas tiesas con el Barça mientras quiso Mateu Lahoz. Carácter que va a permitirle andar por la Liga a paso firme para hacer de la parte noble de la tabla, léase el tercero o cuarto, su lugar de vivaqueo habitual. Carácter que hizo que un partido a contrapelo se sacara adelante con solvencia.

Volvió a gustarme el Sevilla de Míchel y más que habrá de gustarnos cuando pueda contar, que será ya mismo, con Botía y Medel. Con ellos, el equipo cobrará aún más carácter y desaparecerán muchos de los devaneos defensivos que dieron origen a que el Mallorca se pusiera dos veces por delante en el electrónico. Por cierto que le aconsejaría a José María del Nido que aparque su vieja idea de recuperar a Joaquín Caparrós porque con el utrerano en otro puente de mando se asegura el Sevilla seis puntos en cada Liga. Seis puntos que es un capital muy a tener en cuenta y que no es cosa de despreciarlo ahora que la vida está tan complicada y tan a contraestilo.

Me gustó el Sevilla, aunque las facilidades que dio el peor Mallorca que se recuerda puedan dar una imagen desvirtuada de lo que en realidad pasó. Me gustaron muchas cosas del Sevilla, como la diabólica sociedad que forman Cicinho y Navas, el momento dulce que atraviesa ante el gol Negredo y, sobre todo, me atrajo el partido que cuajó Rakitic. El suizo, croata o lo que sea, recordó al del Schalke que el Sevilla adquirió para comprar juego y carácter, nada que ver con el indolente que vimos en el pasado curso. Ante el Mallorca hizo más soportable la ausencia de Medel y si continúa así, jugadorazo habemus. En fin, que me gustó una vez más el Sevilla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios