PASA LA VIDA

Tan cerca... y no se reúnen

DEL Ayuntamiento al Palacio de San Telmo, o viceversa, hay solo un kilómetro de distancia. No hace falta ni coche oficial. Se puede ir andando, en bici, en tranvía... Pero en Sevilla ese trayecto político es más infrecuente y complicado que montar una expedición al Everest. El presidente de la comunidad autónoma y el alcalde de la capital autonómica coinciden en muchos actos oficiales. Sin embargo, no se reúnen para mejorar la principal ciudad andaluza. Imaginen la de rodeos que dan para evitar citarse. La de temas importantes que competen al poder regional y al local en los que salirse por la tangente para no hacer una puesta en común.

Es costumbre heredada la que adoptan Griñán y Zoido, cruzan agravios en lugar de representar a la ciudadanía ávida de sensatez. Con Chaves en San Telmo han mandado desde Plaza Nueva Rojas Marcos, Becerril y Monteseirín. Tres partidos y un solo balance: falta de reuniones, de diálogo y de acuerdos.

Hizo bien Griñán en asistir a la toma de posesión de Zoido, lo que dejó en peor lugar a Monteseirín por no acudir. Y hace mal en no priorizar en su agenda un encuentro con el nuevo regidor de la urbe del mundo mundial con más andaluces. Peca Zoido de electoralismo con su escenificación de una carta a Griñán para mostrar su vis reivindicativa en favor de Sevilla, en lugar de pedirle audiencia.

Sin duda, es mayoría el vecindario que prefiere un alcalde exigente que uno contemporizador. Monteseirín callaba y callaba ante la Junta. Zoido hará campaña sin parar, manejando tanto la desastrosa herencia municipal recibida, como las desatenciones achacables a las diversas consejerías de la Junta.

Para ser justos, Zoido debe mandar copia de su carta-manifiesto a Rajoy, probable presidente del Gobierno, y a Arenas, su mentor, con muchas papeletas de suceder a Griñán. Como es pública y notoria, guárdenla, con sus 16 problemas en busca de remedios, y en 2012 aquilaten si Zoido es igual de exigente en defensa de los sevillanos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios