Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

El cólico de Montserrat

S I, como afirmaba el cantante Franco Battiato el otro día en una entrevista, la reencarnación existiera, yo desearía volver a nacer convertido en una diva. Quiero dormir entre sedas y levantarme tarde tumbado en una cama con dosel, que una doncella aparezca con el desayuno en bandeja de plata, ensayar con mi maestro junto al piano de cola de un amplio salón y acudir, como invitado, a grandes fiestas organizadas en honor mío y donde todo el mundo, al oler mi fragancia, quedara prendado de mi excelencia.

Pero mientras llega o no esa etapa, cumpliré los compromisos de currito pringado que me han tocado en ésta conformándome con la contemplación de primas donnas del nivel de Montserrat Caballé la cual, humana como el resto, no está libre de sufrir incómodas dolencias como el típico cólico nefrítico que, durante una semana, la tendrá de reposo obligatorio en casa. Precisamente la incómoda piedrecita que su riñón debe expulsar, ha sido la razón por la que suspendió, antes de ayer, un recital que tenía previsto dar en Viena y que se ha pospuesto para el tres de junio.

Se toma a risa la sobrina de la Caballé, con quien comparte nombre y oficina, cómo algunos medios han publicado erróneamente que dicha actuación coincidiera con la celebración del setenta y cinco aniversario de la artista quien, hasta el doce de abril, no soplará tan abultado número de velas. "Aunque los cincuenta, los sesenta y los setenta los ha festejado sobre escenarios, en esta ocasión pasará su cumpleaños en familia", me explica desde Barcelona Montse avanzándome, además, la gira de su tía -ésa sí conmemorativa por las setenta y cinco castañas-, a lo largo y ancho de Centroamérica, Alemania, Francia, Suiza, Ucrania…

Y ustedes, como yo, se preguntarán: ¿No se plantea nuestra soprano su retirada? "Ni lo piensa, ni lo ha pensado nunca". "Lástima", concluyo decepcionado por la que sería mi gran oportunidad en el bel canto. "Habré de esperar para dar mi do de pecho".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios