Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

¿La copla no vende?

Lo de que la canción española no vende es casi tan antiguo como lo de que el teatro está en crisis. Parece más bien que hay quienes están empeñados en que, tanto a una como a otro arte, les vaya mal y, dejándonos de tonterías: si un producto musical hoy día no alcanza las expectativas marcadas para el mercado es porque a la industria discográfica no le interesa ya que, cuando les da por alguien, por las buenas o por las malas, al final, acabamos comprando.

Esta noche, en el programa de Canal Sur Se llama copla, verán ustedes a Charo Reina cantando Homenaje a Rafael, tema confeccionado con los títulos de los éxitos de su tía Juana, junto a "Y sin embargo, te quiero", a piano y voz. Serán dos interpretaciones para las que, contrariamente al playback que han venido utilizando otras estrellas invitadas al espacio, la artista saldrá a escena con el sonido directo.

Ella, por atreverse, es capaz de todo. Por eso inicia en el Teatro Muñoz Seca de Madrid un ciclo llamado Martes de copla donde, cada semana, amadrinará a un artista novel ante el público de la capital. Son cosillas que me contaba Charo, en compañía de su madre y otros amigos, ayer en el Simof. "Cuando no te sale algo, es porque Dios tiene para ti otra cosa mejor preparada", comentaba mientras con una mano atendía el teléfono y, con la otra, rellenaba autógrafos para sus admiradoras (si se la encuentran algún día, pídanle que les firme uno y verán qué graciosa la muñequita con corona de reina con la que adorna su nombre).

Y ya que estamos con el "folclor", como dice Marujita Díaz, permítanme retroceder quince años atrás cuando Azabache reunió a Rocío Jurado, Juanita Reina, Imperio Argentina, Nati Mistral y María Vidal. Hervidero de mil y una leyendas, el mito que para mí siempre ha sido aquel espectáculo, y lo que aseguran que en él se coció, se me derrumbó al jurarme y perjurarme, ésta última que cito, que tanto como se ha comentado ha sido más imaginación que otra cosa. ¡Y esos dimes y diretes de "las más grandes" sí que hubieran vendido!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios