La ventana

Luis Carlos Peris

El curso de Temas Sevillanos no falta a lista

COMO siempre por estas fechas arranca la actividad de una institución sevillana a más no poder, que lleva el nombre de Sevilla hasta donde la vida le permite, que es bastante, y que se mueve al estímulo entusiasta de un vitalista que no puede estarse quieto. La institución es el Curso de Temas Sevillanos y el motor de ella, un sevillano del Arenal, carretero y bético a machamartillo. Nuevamente, como en cada otoño joven, echa a andar este curso de sede itinerante que instala su aula lo mismo en el Labradores que en el Militar, en el Mercantil o en el Alcázar, en un asilo como el del Pozo Santo o en parroquias como la del Sagrario o la de San Pedro, tras la ojiva de San Esteban o en un abrevadero donde se amalgama la cultura con la pitanza. Una obra encomiable la de este sevillanísimo Antonio Bustos y que un año más, en un otoño más, echa a andar para un programa tan prolijo como interesante.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios