El parqué

Pablo Cumella

Hay esperanza

EL Íbex subió ayer un 0,65% y terminó la sesión en 9.936,7 puntos a la espera del sí del Parlamento de Grecia al nuevo plan de austeridad del Gobierno, que allanaría el camino para ejecutar el segundo rescate del país. Al selectivo madrileño le faltaron únicamente 63,3 puntos para recuperar la cota psicológica de los 10.000 enteros.

La esperanza de los inversores sobre un compromiso de más recortes en Grecia que permita desbloquear las ayudas de la UE y del FMI, junto a la buena acogida de la propuesta francesa de que la banca participe en el rescate de forma voluntaria, permitió que la prima de riesgo de España se relajase asimismo a 277 puntos.

Las compras se impusieron en las principales plazas europeas con más intensidad que en la de Madrid. París lideró las subidas (+1,46%) y le sacó gran ventaja a Fráncfort (+0,88%), Milán (+0,8%) y Londres (+0,78%).

El Íbex se aferró a la pujanza de los grandes valores de la banca como BBVA (+1,59%) y el Santander (+1,10%), mientras que otros pesos pesados como Endesa (+1,12%) e Iberdrola (+1,05%) apuntalaron la subida. Telefónica, por su parte, se mantuvo ajena a la fiesta y cerró prácticamente plana (+0,06%).

Las mayores subidas fueron para OHL (+3,03%), Sacyr (+2,64%) y Arcelor Mittal (+2,44%). En el polo opuesto, BME encabezó los mayores retrocesos (-1,29%), seguido por Ferrovial (-0,96%) y FCC (-0,46%).

En el mercado de divisas, la inminencia del rescate de Grecia también impulsó la cotización del euro respecto al dólar, y al término de la sesión en Europa el cambio de las dos monedas quedó establecido en 1,4365 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios