La ventana

Luis Carlos Peris

En las fiestas otoñales de los macarenos

LLEVA camino de convertirse en tradición, en una especie de paso del ecuador entre el verano y este magnífico otoño sevillano. Es como una Velá extrapolada desde la otra orilla y lo cierto es que la fiesta está calando desde que la recuperase la Hermandad de la Macarena hace ya ocho años. La Torre de los Perdigones como escenario para pasar un buen rato al conjuro de la festividad de la Virgen del Rosario y que esta noche se inaugura bajo el madrinazgo de Cayetana Alba. Será hasta el domingo y puede afirmarse que en esta tierra tan dada a las tradiciones de ayer de mañana, la Velá del Rosario, a pesar de los cambios que sufre en su denominación por razones desconocidas, está ya incardinada dentro del programa de festejos de esta Sevilla tan abierta a lo lúdico y a la cosa. Se fue el verano y el otoño, tras la descolorida Feria de San Miguel, se abre a la fiesta de los macarenos, algo que la convierte en doblemente sevillana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios