desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un golazo para la esperanza

Los viajes transoceánicos dificultaron la adaptación al Betis de Campbell, un jugador con un enorme potencial

DESDE que en plena pretemporada se incorporó al Betis, Joel Campbell llamó la atención con sus imponentes disparos desde cualquier parte y resultando muy raro que el balón no diese con el objetivo deseado. Uno de los más sorprendidos por la capacidad chutadora del costarricense era Gordillo y ya ha visto futbolistas en su vida de futbolista de elite como para asombrarse. Pero todo iba quedándose en el fuego de salvas del entrenamiento y sin que apareciese el real de la competición. Entre otras cosas porque la acumulación de viajes transoceánicos dificultaban su adaptación a lo nuestro.

Y, al fin, el domingo apareció lo que tanto se hacía esperar. La culpa de la tardanza tampoco es enteramente achacable al futbolista, pues desde que llegó al Betis ha tenido un comportamiento modélico y un afán de superación indudable. Lo cierto es que el chaval tiene el duro y ya se sabe que sólo quien lo posee puede cambiarlo. Lo cambió en la gélida y húmeda tarde coruñesa, justo en la portería que da al mar y mediante un zurdazo a la escuadra de Aranzubía que sirvió para que su equipo cantase bingo a los cuatro puntos cardinales. Extraordinario misil tierra-aire que ha sido considerado como gol de la jornada y, por supuesto, de muchas jornadas más.

Lo único malo de esta fulgurante aparición es que Joel Campbell no es del Betis, sino del Arsenal y que más pronto que tarde tirarán de él los gunners del noreste de Londres. Sólo toca que el bético lo disfrute el tiempo que le quede vestido a rayas verdes y blancas y que después sea lo que el destino mande. De momento he ahí un potencial a explotar y a disfrutar, parece que los viajes transoceánicos quedarán aparcados durante un tiempo y por ahí puede beneficiarse el Real Betis Balompié de cara a una Liga que se le ha puesto como nadie pensaba. Una Liga en la que Campbell puede aportar lo que de él se esperaba y que tanto se hizo de rogar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios