PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El gran Eco de Bolonia

SI quieres Bolonia, toma tres tazas de capuccino. El Claustro de la Hispalense cierra filas apoyando la convergencia europea, y aprueba la concesión del Doctorado Honoris Causa a Umberto Eco, el profesor más famoso que ha dado la Universidad de Bolonia en el último medio siglo. Ya jubilado pero sin parar de escribir, Eco por sí solo es más famoso que la institución universitaria con mayor longevidad en Europa, fundada en 1088 a partir del municipio. No como la sevillana, creada 427 años después con cariz episcopal. Supongo que los estudiantes críticos con el nuevo modelo de enseñanza no se opondrían a la investidura en Sevilla de Eco, ídolo como pensador, semiótico eminente, ensayista excelso, articulista preclaro. Qué sería de Italia si además de tener a un Berlusconi y un Ratzinger no tuviera un Eco en el que escucharse. En Sevilla se echa en falta un Eco de guardia para compensar tanta bobada solemne.

Quien rompió barreras con su libro Apocalípticos e integrados en la cultura de masas merece una investidura masiva. En lugar del Paraninfo, el rector Luque debe atreverse a hacerlo en el Teatro de la Maestranza, y que don Umberto se suba al escenario para pregonar lo que le dé la gana. Incluso si es su valiosa visión de cómo debe ser una universidad, él, que en Bolonia ha vivido los choques entre los verdaderos maestros que sientan cátedra de eterna modernidad, los figurones apolillados de las camarillas tradicionalistas y la contracultura más subversiva o radical que no dejaba centímetro cuadrado de las paredes sin pintadas.

Si quieren un anticipo, así piensa Eco: "Hemos llegado a olvidar que la escuela no ha de enseñar a los estudiantes tan sólo lo que quieren, sino también y algunas veces justamente lo que no quieren, o que no saben que pueden querer. De lo contrario, en las escuelas de primaria y secundaria ya no se enseñarían matemáticas o latín, sino sólo juegos de rol en el ordenador".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios