Un gran pacto político por la economía

COMO publicó ayer este periódico, el panel de economistas de Grupo Joly se decanta a favor de que, tras las elecciones del 26-J, se forme un Gobierno de amplia base en el que estén representadas tanto la derecha como la izquierda y que impulse los cambios necesarios para afianzar la recuperación económica. El grupo, formado por destacados profesionales con distintas trayectorias, es consciente de que los buenos datos macroeconómicos registrados durante los dos últimos años en nuestro país han estado muy favorecidos por factores externos como el bajo precio del petróleo y del dinero, así como el importante crecimiento del turismo. Por eso, creen que esta vía ascendente debe de apuntalarse con más reformas estructurales que permitan a nuestro país tener una menor dependencia de la coyuntura global. Para eso es indudable que es necesario un Gobierno fuerte y con una amplia base social e ideológica.

Como deja claro el panel de economistas, la incertidumbre política que se vive en España desde hace ya seis meses está afectando a nuestra economía. Hasta la fecha, se estima que el perjuicio ha supuesto entre el 0,3% y el 0,4% del PIB, pero los daños serían aún mayores si se tiene en cuenta el coste oculto de la pasividad gubernamental durante estos seis meses. Pese a que en los últimos tiempos se ha abierto camino la falsa idea de que en España se "vive mejor sin Gobierno", lo cierto es que la ausencia de decisiones y reformas está perjudicando mucho más a nuestra economía de lo que los ciudadanos estamos dispuestos a admitir. Además, el largo ciclo electoral al que ha sido sometido el país está causando un aumento del gasto público que ya ha provocado una llamada de atención por parte de la Comisión Europea.

Es muy difícil que los políticos sean francos en cuestiones económicas en plena campaña electoral. Un ejemplo claro son las prometidas bajadas del IRPF, algo que el grupo de economistas considera muy difícil en un país que aún tiene un déficit del 5% del PIB, muy lejos aún del 3% que nos exige Bruselas. Evidentemente, habrá que esperar a que pasen las elecciones para que los discursos de las formaciones políticas se adecuen más a la realidad. Esperemos que, esta vez, el PP y el PSOE sean capaces de llegar a un acuerdo que, principalmente, debe impedir la llegada de Podemos al poder, el peor de los escenarios para la recuperación económica.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios