Editorial

Ninguno se libra de la cárcel

MENOS de dos días ha tardado en cumplirse el augurio del ministro del Interior. El domingo ETA iniciaba su campaña de verano -es decir, su actividad terrorista orientada a dañar los intereses del sector turístico y amedrentar a la población- y Pérez Rubalcaba comentaba que ingresar en ETA es hoy una garantía de ir a prisión, y de ir rápidamente, con poca demora entre la comisión del delito y la detención. Antes de que amaneciera el martes el pronóstico se había hecho realidad para nueve presuntos terroristas, los mismos que fueron detenidos por la Guardia Civil en una operación certera dirigida por el magistrado Baltasar Garzón. Son miembros del comando Vizcaya, el más activo de la organización terrorista en los últimos meses, autor, entre otros crímenes, del último atentado mortal de la banda: la bomba colocada en el cuartel de la Guardia Civil de Legutiano, que costó la vida a un agente malagueño. Se trata de un comando atípico, en el que un liberado a sueldo de la organización terrorista -salido, por cierto, de la llamada lucha callejera, en la que participó durante diez años- coordina las tareas de un grupo de miembros legales (no fichados). Entre estos últimos figura Libe Aguirre Mazaga, detenida en Fuengirola. Cinco mapas de la Costa del Sol han sido hallados en el registro de la vivienda del cabecilla del grupo, junto con cuatro armas cortas. Ha quedado una vez más de manifiesto la eficacia policial, desplegada en este caso precisamente a raíz del atentado de Legutiano, al huir los terroristas sin poder destruir el vehículo que utilizaron y dejar en él huellas decisivas. Desde el comienzo de año las fuerzas de Seguridad del Estado han detenido a 86 personas vinculadas a ETA y su entorno, en tanto que la banda se ha mostrado incapaz de reorganizarse para golpear. La lucha antiterrorista es un camino largo, tortuoso y con altibajos, pero el final está cada vez más cerca. Desde luego, ya es cierto lo que ayer dijo Rubalcaba: "No hay ningún etarra que se vaya a salvar de estar ante los jueces". A todos les pasará como a los detenidos ayer. Más pronto que tarde.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios