Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Se muere el año y vive el Betis

FANTÁSTICO. Pase lo que pase, el Betis, ese milagro que ha sabido salir del zulo en que malvivió, va a rematar el año en puesto continental. Quién lo hubiera dicho y, sobre todo, quién hubiera osado vaticinarlo después de la derrota más ominosa jamás sufrida. Pero se ha venido arriba tras aquellas cinco banderillas y helo ahí, tan airoso, rompiendo marcas como visitante y mostrándole al personal las mil formas que maneja para ganar un partido, cualquier partido.

Es más, como sea capaz de doblegar a ese Mallorca que Caparrós trata de sacar de la antesala del tanatorio va a cantar los villancicos y a comerse las uvas en puesto Champions. Sin embargo, en el Betis se sigue teniendo la salvación en el horizonte y con esa cantinela se sigue. No está mal, sobre todo porque la historia del, por siempre, Real Betis Balompié está plagada de batacazos y porque, qué caramba, no está nada mal dejarse de baladronadas y de faraonismos que no conjugan con su currículo.

Es como lo de esos que hablan de erradicar el manque pierda, el más hermoso grito rebelde que registra el fútbol del universo. Junto a esos y los que hacen un uso inadecuado del concepto Currobetis, el Betis ha de defenderse apelando a sus esencias para cabalgar sin desmayo a la caza y captura del objetivo previsto y que lo que logre de añadidura bienvenido sea y punto. Tuvo fortuna el Betis en Balaídos, eso no puede negarlo nadie en su sano juicio, pero en la misma proporción que cuando tocó infortunio.

Infortunio que acompañó al Betis en demasiados pasajes de su pasado y también de su presente. Dicho lo cual hay que congratularse de la andadura del sevillanísimo equipo verde, blanco y verde a la par que convendría rezarle a todo el santoral para que las tardes negras, esas de espantá y de cabeza al callejón se aparquen por una buena temporada. En Vigo no debió pasar del empate, pero esa canción se ha oído muchas veces con el argumento contrario, o sea... Muere el año y vive el Betis, amén.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios