Editorial

Menos muertes en carretera

EL número de personas fallecidas en las carreteras españolas ha disminuido por sexto año consecutivo y ha logrado situarse, por primera vez en 45 años, por debajo de las 2.000. Una cifra que puede considerarse histórica, pues hay que retroceder a 1964 para encontrar un registro similar y entonces circulaban por las carreteras del país 15 veces menos vehículos que ahora. La siniestralidad en carretera ha bajado más de un 12% en Andalucía y la media diaria de accidentes mortales ha caído en España a la mitad desde el año 2003, lo que significa que nos estamos aproximando a los objetivos europeos de reducir la tasa de siniestralidad al volante. De hecho, actualmente estamos entre los ocho países europeos con menos muertes por habitante. No obstante, 1.897 muertes son argumento más que suficiente para seguir tomando medidas. Los esfuerzos realizados por la Dirección General de Tráfico (DGT) son, sin duda, elogiables. Sus impactantes campañas han conseguido año tras año poner la piel de gallina a los españoles y, en consecuencia, la sensibilidad de los conductores ha ido también en aumento. Pero tampoco hay que olvidar otras medidas como la implantación del carné por puntos, el endurecimiento de las penas para delitos de seguridad vial, los sistemas puestos en marcha para la agilización del cobro de las multas de tráfico o la instalación de radares de control de la velocidad. Tocar el bolsillo del ciudadano, a veces, funciona, pero hay algo más. Un dato que resalta es el descenso de las víctimas jóvenes. ¿Consumen menos alcohol ahora? Habría que mirar otras estadísticas, pero lo que sí parece constatado es que se turnan al volante y si beben, no conducen. Ha costado décadas conseguir que el mensaje cale entre los más jóvenes. Un rayo de luz, pero no hay que bajar la guardia. Queda pendiente la mejora de las infraestructuras y la eliminación de los puntos negros de las carreteras. Y los castigos a los conductores infractores sólo serán eficaces si se ejecutan las sentencias, sin retraso y de manera ejemplar. El balance de la DGT es una buena noticia, pero todavía queda mucha carretera por delante.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios