La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un parque temático sin vallas...

Esta querida y mariana ciudad pide a gritos un programa que ayude al foráneo a moverse por ella, una especie de aguja de marear con la que no perderse por los intrincados vericuetos de cualquier parque temático. ¿O es que alguien pone en duda que a esta Sevilla de nuestras entretetelas la han convertido en una atracción turística? Atracción que puede tener ya señalada su fecha de caducidad, no se olvide. Templos como museos desprovistos de alma, inmensos comederos al aire libre donde el olor a fritanga suple al del azahar, comercios impresentables de luces insufribles o chabacana mercancía a la vista. Y a este parque le han añadido el no pasarán de las vallas que evitan la cercanía con los pasos. Lo de la Amargura a solas por Alcázares fue un dolor, como fue ver Santa Marta por el Salvador desde la Cuesta del Rosario y sin ir provistos de catalejos. Vaya con las vallas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios