La ventana

Luis Carlos Peris

Del pinchito al toraco de Bilbao

CONOCIENDO la vocación por lo abstracto de Manuel Salinas, los aficionados estábamos con las carnes abiertas. Tras el pinchito toruno de Barceló, nos poníamos en lo peor cuando supimos que el designado para el cartel de la temporada inminente era el primo de Mercedes Milá. Fue muy fuerte lo del pinchito del mallorquín, tan fuerte que ya vimos lo que pasó, algo que ni el más furibundo de los antitaurinos hubiese logrado, que se suspendiesen siete de los festejos programados. Pero no, Salinas quiere seguir viviendo en Sevilla sin que nadie le moleste y optó por la ortodoxia de un hermoso toro galopando. Sin embargo y por ponerle un pero, más que el toro de Sevilla, de los pinceles de Manuel Salinas ha salido un toro para Bilbao o para una corrida de domingo de julio en Las Ventas, cuando en sus tendidos sólo están los del 7 y un autobús de japoneses. Del pinchito, al toraco, un pendulazo más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios