la esquina

José Aguilar

Si no lo prevé, dalo por hecho

EL Gobierno no tuvo problema ninguno para que el Congreso convalidase ayer el decreto de medidas económicas urgentes, el impuestazo entre otras. La mayoría absoluta del PP se vio reforzada por los diputados nacionalistas de CiU, cuyo portavoz justificó el voto "por rigor presupuestario, coraje y valentía política". Si hubiera añadido "y porque Artur Mas depende del PP para seguir en la Generalitat" le habría quedado perfecto. Y veraz.

Horas antes, y probablemente urgido por las críticas generalizadas a su mutismo, Mariano Rajoy concedió una entrevista a la agencia EFE, en la que respondió a la pregunta sobre si pensaba subir también el IVA: "No está en nuestras previsiones subir el IVA". Temamos, pues, lo peor. Porque es lo mismo que repitió durante la campaña electoral, que no pensaba subir los impuestos en general, y reiteró incluso en su discurso de investidura. Y lo primero que hizo en el primer Consejo de Ministros ejecutivo fue precisamente aumentar el IRPF y el IBI, cierto que con un leve sentido social, al gravar más a los asalariados de mayores ingresos y mejores casas.

Como digo, el Gobierno no va a padecer dificultades en lo político-institucional por su hachazo fiscal. El problema es social, de credibilidad. La gente no termina de acostumbrarse -menos mal- a que los políticos hagan lo contrario de lo que dijeron que harían. La gente, también, detestaba mucho la improvisación que detectaba en la política económica de Zapatero y que ha empezado a detectar en la de Rajoy. No le vale el argumento de que el déficit público que se encontró era muy superior al previsto, entre otras cosas porque la parte del león de este déficit sobreañadido se debe a comunidades autónomas largamente gobernadas por el PP y a otras en las que el PP comenzó a gobernar en mayo de 2011 y se encontró desde el primer día con enormes agujeros generados por el PSOE. Tampoco puede llamarse andana el presidente del Gobierno que tanto remachó durante años que el crecimiento económico es el que hace aumentar los ingresos del Estado y equilibrar las cuentas de la Seguridad Social, porque ¿cómo va a haber crecimiento si a la gente se le mete la mano en el bolsillo reduciendo su capacidad de consumo y de ahorro?

De modo que igual que no estaba previsto subir el IRPF y el IBI y se han subido cabe pensar que, al no haber previsión de aumentar el IVA, el IVA aumentará, supongo que a finales de marzo, en cuanto pasen las elecciones andaluzas. Es más, cabe pensar también que ya se está elaborando el argumentario justificativo: la herencia es todavía peor. Rajoy actúa como Zapatero. Éste bajó las pensiones en 2010, lo más contradictorio con sus convicciones ideológicas; Rajoy sube los impuestos, lo más opuesto a las suyas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios