La ventana

Luis Carlos Peris

Ni a recordar unas colas tan largas

IMPRESIONANTE el poder de convocatoria que la Virgen de los Reyes mantiene entre su clientela, numerosísima según se desprende de las colas que en estos dos días de besamanos y de calor africano se han montado desde la plaza del mismo nombre hasta los pies de la Patrona de la Archidiócesis. Dicen los iniciados en este negociado que no se recordaba una afluencia parecida a la registrada en estos dos primeros días besamanos, que tras la procesión del 15 habrá otra tanda. ¿Tendrá algo que ver la crisis económica para este ataque de fervor? Pudiera ser, ¿por qué no?, que el personal ande acongojado, o como se diga, ante la que se nos está viniendo encima y quiera invocar la protección de la Patrona en estos asuntos tan terrenos y prosaicos. A cincuenta grados al sol, ayer era tremenda la longitud de la cola de personas que esperaban su turno para acceder al frescor catedralicio y, por ende, postrarse ante la que por Ella reinan los reyes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios