crónica personal

Pilar Cernuda

El ruedo socialista

CARME Chacón saltó hace unos días aunque todavía no ha presentado oficial y formalmente su candidatura a la Secretaría General del PSOE, Rubalcaba finalmente ha saltado al ruedo desde la sede madrileña de UGT y rodeado de dirigentes. José Blanco se encuentra en el ruedo muy a su pesar tras la decisión del Supremo de iniciar una investigación por si hubiera cometido delitos de cohecho y tráfico de influencia, y hasta una treintena de socialistas más han decidido también apostar por su minuto de gloria con un manifiesto o comunicado en el que piden que el congreso federal se aplace hasta el mes de junio. La mitad de los firmantes son andaluces, y se les nota de lejos la inquietud por la influencia que pueda tener el congreso en las elecciones autonómicas. Aunque habría que decirles que el problema no es la fecha del congreso federal, sino que el partido está manga por hombro, dividido, roto y sin que aparezcan síntomas de que un nuevo secretario general, sea elegido el primer fin de semana de febrero o cualquier otro, pueda aglutinar a las distintas familias que hoy luchan por el poder.

Chacón finalmente ha pedido, como otros antiguos ministros de Zapatero, que se cambien los estatutos para que los militantes puedan elegir al nuevo secretario general del partido con la misma fórmula con que se elige en las primarias. Y que han tenido resultados tan inesperados como el triunfo de Borrell frente al oficialista Almunia o el de Tomás Gómez frente a la oficialista Trinidad Jiménez. Jiménez, por cierto, apoya con armas y bagajes a Rubalcaba al igual que él la apoyó cuando se presentó candidata por Madrid; sin embargo ha desertado de las filas rubalcabistas la también ex ministra Cristina Narbona.

El ruedo socialista está plagado de excesivos personajes, está confuso, impredecible, porque a sólo un mes del decisivo congreso todavía hay un par de grupos que pretenden presentar nuevos candidatos para competir con Rubalcaba y Chacón, que consideran excesivamente "contaminados" por Zapatero. El ex presidente al que tanto elogiaron, respaldaron y apoyaron y al que sin embargo ahora pretenden esconder, conscientes de que su recuerdo pesa como una losa insoportable porque su mal gobierno ha llevado a España a la etapa más difícil, más dura, más negra, de la democracia. Esos grupos que apuestan por candidatos que no han formado parte del equipo de Zapatero creen que con Rubalcaba y Chacón no será posible echar a andar y recuperar el terreno perdido, no será posible pasar página para empezar a escribir otra historia del PSOE, con otros planteamientos y protagonistas.

La puesta en escena de Rubalcaba al anunciar su candidatura ha estado bien pensada, bien preparada y muy cuidada, y Chacón, con otro estilo y otra estrategia, no le queda a la zaga. Pero ni uno ni otro provocan el deseado entusiasmo en la militancia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios