La ventana

...y se tocó a zafarrancho de devoluciones

DEVOLUCIONES, el día 7 de enero es el día de las devoluciones, de ese chaquetón que se compró con toda la ilusión del mundo con el plus del factor sorpresa y que resulta que no le gusta al destinatario. El pantalón que, ay la ingesta de estos días, pide una tallita más, o la play que anda con los plomos fundidos, por no meterse ya en esa corbata chirriante y por la que, seguramente, al dependiente que se la quitó de encima le habrán dado una semanita de vacaciones. El día 7 es de siempre el día de las devoluciones y ayer, aunque fuese fiesta laborable, no podía ser de otra manera. Abrió el cortinglés, que dos días seguidos de cierre no entraba en la religión de don Ramón Areces y los demás, ídem de lienzo, a abrir y a descambiar ese chaquetón que, una vez puesto, no va como se pensaba, a ver si queda una talla más de ese pantalón y la play, por favor, que venga en condiciones, 7 de enero...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios