PASA LA VIDA

Sin trabajo y con calor

LA Democracia es maltratada a diario, sufre violencia de género y de números. Pide auxilio pero está abandonada a su mala suerte en la Iberia encabronada que no escucha a Albéniz porque da que pensar. Las altas temperaturas siempre acrecientan la mala leche y los varapalos. Arranca un verano tan largo como su olvido y cuya duración va a parecer más extensa por el considerable desgaste psicológico y deterioro anímico que sufren tantas personas que amanecen y anochecen con el mismo horizonte: sin trabajo y con calor. España se abrasa en el irresponsable cainismo de su clase política, los bancos encabezan la búsqueda de dinero como sea y Ryanair le niega el agua a los pasajeros atrapados en el capitalismo de bajo coste moral. Hasta los magistrados del Tribunal Constitucional están indignados y este verano no toca gol de Iniesta para distraer la atención y subir la autoestima. Ese es el panorama en el que Felipe de Borbón está obligado a salir mucho más a la palestra, con su padre convaleciente, para convertirse en líder de una democracia donde todo empieza a estar en cuestión y donde nada se le debe. Y él lo sabe.

Como afirmó el presidente de Mercadona, que está al cabo de la calle y al céntimo de monedero, la crisis no ha tocado fondo. Dura cuesta de junio, hasta El Corte Inglés se reinventa para recuperar público destacando más su catálogo de marcas de ropa joven que la suya propia. Marcas de fidelización inconsciente como Danone y Bimbo exhiben reclamos de precios anticrisis en los envoltorios de sus productos, que denotan el castigo infligido en sus ventas por las marcas blancas. Muchos comercios se encomiendan a las rebajas de julio no para ganar dinero sino para perder menos.

Las comunidades autónomas reinciden en su actitud insumisa y antisistema para elevar su deuda un 26% y burlarse de los controles de seguridad financiera nacionales y europeos. Están acampados en sus coches oficiales y desde ellos toman decisiones que perjudican la capacidad de familias y empresas para financiarse. Fuera de sus parcelas de poder, todo es inclemente, hace mucho calor y mucho paro. Hay sectores fácticos y sus antagonistas de las barricadas que tienen los ánimos caldeados y ganas de bronca. El aire está acondicionado para encender la mecha. Vigilemos a los pirómanos. Los hay de cuello blanco y de tatuajes negros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios