La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿Y a qué viene tanta felicitación?

Embocas el año recién nacido con todo el entusiasmo para engrosar el que aún te queda en la despensa, pero la vida es un rosario de noticias con alta cuota de malas y muy malas. Mientras pelea por su vida la mujer de un compañero que, además, ejerce de amigo del alma llega la noticia de la muerte de Olivencia en el día de su santo. Un Don Manuel con mayúsculas que se va y aquí nos quedamos sin saber qué será lo que va a depararnos. Aparece 2018 ya prematura y jodidamente astifino, que desde chiqueros muestra su talante, y se encoge todo un país por una muerte joven que no por presentida duele menos. En fin, qué le vamos a hacer, la vida es tan bella como rica en bromas macabras. El año sólo ha hecho amanecer y ya está dándonos disgustos mientras por el telefonino continúan llegando felicitaciones que no sé si vienen o no a cuento. Y es que vaya arranque...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios