La ventana

Luis Carlos Peris

Una víspera como lenitivo

VÍSPERAS de mucho, días de nada. Es un viejo adagio que no tiene por qué cumplirse siempre. Es más, el día del Corpus siempre fue un día grande en esta ciudad que logró conservar esta fiesta en jueves, como Granada y Toledo. Pero hablamos de la víspera y esa víspera tiene un atractivo formidable en el centro de la ciudad, en esa zona que hace a Sevilla distinta a las demás. Atardecida y noche las de hoy que contemplarán un centro colmado de gente que va y viene camino de no se sabe dónde. Quizá a ese escaparate por aquí, aquel altar por allá, concierto en la Plaza San Francisco, bebederos y comederos bien repletos... Bueno, esto último habrá que comprobarlo así que llegue la hora de autos, pues ya se sabe que esta crisis negra, interminable, que nos invade anda deparando sorpresas a cual más desagradable. Pero un paseíto esta noche por el centro puede paliar algunos de sus daños colaterales.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios