La Junta coloca la primera piedra

Clara Aguilera, la nueva consejera de Gobernación, ha sintonizado bien con los alcaldes. Sólo lleva dos meses en su cargo y ya ha dado un primer paso para acordar un “nuevo modelo local” que defina las competencias de los ayuntamientos. Lo reclaman desde hace años los ediles en el seno de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y su equivalente a nivel nacional. El alcalde de Dos Hermanas y presidente de la FAMP, el socialista Francisco Toscano, ha arrancado esta semana a la Junta un compromiso firme: un calendario que prevé que dentro de dos años se aprobará la Ley de Régimen Local y la de Participación de los Entes Locales en los Tributos de la Comunidad. Algo es algo, pero la solución no está en sus manos únicamente. Ambas instituciones coinciden en que “si no previo, al menos en paralelo”, el Gobierno central debe definir un marco de legislación básica para todo el Estado sobre las competencias de los entes locales y su financiación, que ahora no la hay, pues “son parte del Estado y tienen igual legitimidad política y representativa”, según confirma la consejera Aguilera. La FAMP defiende que la concreción del nuevo modelo de financiación local debe estar, además, vinculada a la autonómica, extremo que mantienen también los partidos de la oposición. Pero este primer paso no ha dejado indiferente a nadie. Al PP le ha parecido excesivo el plazo de dos años aceptado por la FAMP para negociar el Pacto Local y advierte que si no lo consigue en unos meses no contará con su apoyo. Izquierda Unida también acortó los plazos y amenazó con salirse de la FAMP si no hay avances antes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios