'Boom' de las viviendas turísticas en Sevilla como alternativa laboral

  • La capital cuenta ya con 1.350 pisos particulares registrados para uso turístico.

  • Apartsur analiza la normativa legal.

Ignacio Ambes, Carlos de Juan, Hilario Echevarría, Juan Lasheras, Juan Díez y Carlos Rapallo. Ignacio Ambes, Carlos de Juan, Hilario Echevarría, Juan Lasheras, Juan Díez y Carlos Rapallo.

Ignacio Ambes, Carlos de Juan, Hilario Echevarría, Juan Lasheras, Juan Díez y Carlos Rapallo. / josé ángel garcía

Comentarios 3

La Administración andaluza (Consejería de Turismo) está desbordada por la gran cantidad de particulares que tramitan convertir su vivienda para fines turísticos (VFT), una alternativa al desempleo que está funcionando con éxito y hace un año salió del limbo legal con una normativa muy exigente específica que lo regula (Decreto andaluz 28/2016 de 11 de mayo). Este auge se suma al de los apartamentos turísticos, con una normativa muy anterior, de 2010.

Juan Díez, un informático desempleado, empezó comprando una casa con su mujer para destinarla a uso turístico y hoy es autónomo gestor de nueve viviendas turísticas. Carlos de Juan venía del mundo audiovisual y hoy es responsable de Puerta Catedral, que gestiona 30 alojamientos turísticos. Juan Lasheras, hoy responsable de Singular Apartments, con 120 apartamentos, venía del sector inmobiliario e inició su andadura hace diez años.

En Sevilla capital ya están registrados oficialmente 1.350 inmuebles con este uso, según datos del Ayuntamiento de Sevilla de diciembre de 2016 ofrecidos por la asociación Apartsur, que agrupa a los propietarios, gestores y empresas del turismo vacacional de Andalucía. La entidad celebró este miércoles unas jornadas empresariales en la consultora Garrigues para explicar la normativa (a cargo de Julio Pino), exponer los casos de éxito y el impacto económico y socialdel sector.

A nivel provincial, son 1.585 las viviendas con fines turísticos registradas que ofrecen 7.544 plazas y Sevilla ocupa el tercer lugar en la comunidad. En Andalucía, el mayor auge de este negocio se da en la provincia de Málaga (9.845 viviendas con 50.037 plazas), seguida de Cádiz (2.327 viviendas con 12.665 plazas).

Este opción la quieren familias de 4 miembros que están 2 o 3 días y buscan trato personal

En Sevilla, el perfil del que demanda una vivienda o un apartamento turístico es una familia con tres o cuatro miembros que quiere pasar en la ciudad de dos a tres días y valora el trato personalizado que recibe. Según el presidente de Apartsur, Hilario Echevarría, el 40% de los visitantes de Sevilla se quedan en viviendas o apartamientos turísticos, el otro 40% en hoteles y un 10% en casas de amigos. Estas viviendas y apartamentos generan a su vez negocio para empresas que proveen los servicios de amenities, limpieza y todas las exigencias que marca la normativa.

Ignacio Ambel, consejero delegado de Happy Hospes (apartamentos turísticos), explicó a este periódico que hay cuestiones del decreto de viviendas con fines turísticos que deben cambiar y han sido recurridas en los tribunales, como el límite de tener como máximo para este fin dos viviendas en un radio de un kilómetro y las exigencias de aire acondicionado. Garrigues expuso que debe mejorar el límite entre vivienda y apartamento turístico (este último es cuando hay tres o más viviendas de un mismo dueño en un mismo inmueble).

La norma obliga a ser propietario de esa vivienda y a entregar una declaración responsable ante la Consejería de Turismo, o de lo contrario la actividad sería declarada clandestina, con multas desde 18.001 a 150.000 euros que pueden llegar al cierre. Hasta diciembre de 2016 se han inspeccionado 651 de estas viviendas y sancionado a 12 en la capital. El líder de los empresarios de Sevilla, Miguel Rus, abogó ayer por la profesionalización de este sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios