Investigadores en busca de mecenas

  • La Hispalense organiza un encuentro con empresas para fomentar la colaboración y la financiación privada.

Desde hace más de una década, la Universidad de Sevilla, con 548 grupos de investigación, fomenta la colaboración entre el mundo empresarial y el académico a través de cátedras de empresas y convenios de colaboración abiertos para la resolución de problemas específicos, pero el proceso es lento y aún desconocido por muchos.

Para potenciar esta unión, la Universidad de Sevilla, a través de su Consejo Social, organizará el martes la I Conferencia de Mecenas, un encuentro entre empresas, instituciones e investigadores con el objetivo de "difundir y optimizar la investigación que se está llevando a cabo actualmente en la Universidad para que ayude a las empresas que no tienen una capacidad investigadora importante en el desarrollo de su trabajo", según explica Concepción Yoldi, presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla. "Para las empresas, mantener un departamento de investigación fuerte e importante tiene unos costes de mantenimiento que, sobre todo en el caso de la mediana empresa, son muy difíciles de mantener". 

Yoldi recuerda que la Hispalense cuenta con 548 grupos de investigación y alrededor de 30 cátedras de empresas. "Creo que las empresas no conocen bien esta opción de mecenazgo y muchos investigadores se ponen a trabajar proactivamente sobre un tema sin tener ningún tipo de indicación u orientación", apunta. "Con esta iniciativa ganan ambas partes. Por un lado, la Universidad cuenta con financiación privada, además de la pública, algo que le viene muy bien en estos años de recortes; y las empresas pueden encontrar un grupo de investigación que solucione sus problemas de I+D".

El encuentro se celebrará el martes, a partir de las ocho de la tarde, en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla. Estará compuesto por dos mesas redondas. La primera -que moderará Luis Sánchez-Moliní, redactor jefe de Diario de Sevilla- estará formada por representantes del mundo empresarial, como Rubén Carvajal, responsable de Innovación Industrial de Airbus Defense & Space, y Carlos Sánchez Fransesch, de Siderúrgica Sevilla. La segunda mesa redonda la protagonizarán los grupos de investigación de la Universidad de Sevilla y en ella intervendrán catedráticos de los departamentos de Zoología, Genética, Ingeniería Electrónica y Microbiología. Según detalla Concepción Yoldi, unas 40 empresas y más de 30 grupos de investigación han confirmado ya su asistencia al acto. 

"El objetivo es dar a conocer las colaboraciones que ya existen y que tanto los empresarios y los investigadores planteen todas las dudas que tengan sobre el funcionamiento de este tipo de colaboración", comenta la presidenta del Consejo Social de la Hispalense, nombrada en noviembre por la Junta de Andalucía en sustitución de la ejecutiva Isabel Aguilera. 

"Es muy importante que la sociedad se conciencie de la necesidad de ser mecenas de su Universidad. El problema es que en España, las ventajas impositivas que tiene ejercer el mecenazgo se limita al 35%, mientras que en Estados Unidos pueden llegar hasta el 100% y en países como Francia o Reino Unido son del 55%", critica Concepción Yoldi, que apuesta por una ley de mecenazgo nacional con mejores condiciones. "La situación de los particulares es peor, ya que sólo se pueden desgravar el 25% de su donación", aclara. "La filosofía de todos los gobiernos españoles es tú dame a mí el dinero que yo lo repartiré como vea oportuno. Esto no puede ser, deja que sea el ciudadano el que diga a qué organización quiere que vaya su dinero".

El encuentro del martes, según Yoldi, nace con vocación de continuidad. "Mi intención es que sea anual, al menos los cuatro años en los que yo sea presidenta del Consejo Social, y que cubra otras áreas, no sólo la investigación tecnológica, como los estudios arqueológicos o temas de crowdfunding".

Además de una mayor colaboración entre las empresas y la Universidad, Yoldi -presidenta también de la Fundación Persán- reconoce que una de sus preocupaciones como máxima responsable del Consejo Social de la Hispalense es identificar "qué perfiles profesionales va a necesitar la sociedad en el futuro": "Hoy, no sabemos cuáles van a ser las profesiones de éxito dentro de 10 ó 15 años. No hablamos de 50 años , sino de 15, eso es ya mañana", exclama. "Yo creo que la Universidad debe actuar por ahí y pensar en estos perfiles". 

Desde su nombramiento, Concepción Yoldi reclama también una participación más "proactiva" del Consejo Social que, por ley, es definido como el nexo de unión entre la Universidad y la sociedad. Entre sus funciones está aprobar los presupuestos, las cuentas anuales y la creación de nuevos grados y másteres. Pero, tal como critica Concepción Yoldi, el presupuesto llega a este órgano después de que ya haya sido aprobado por el consejo de gobierno de la Universidad. "Muy seguro tiene que estar el Consejo Social para echar para atrás los presupuestos previamente aprobados por el consejo de gobierno de la Universidad. Por este motivo, le he planteado ya al rector una mayor implicación y participación del Consejo Social en la gestión de la Universidad", algo, que según Yoldi, ha aceptado el rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro.

La ejecutiva sevillana apuesta también por una mayor colaboración entre los consejos sociales de las dos universidades públicas de Sevilla. "Mi filosofía en la vida es la de sumar, y yo creo que sería muy importante que las dos universidades fuéramos unidas en todas las iniciativas que desarrollemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios