La Olavide recorta por segundo año su presupuesto

  • La Hispalense, sin embargo, contará en 2012 con un 2,49% más de fondos.

Comentarios 10

Por segundo año consecutivo, la Universidad Pablo de Olavide se ha visto obligada a reducir su presupuesto, algo que contrasta con el aumento de los medios económicos de la Universidad de Sevilla. En concreto, el Consejo Social de la UPO, presidido por Carmen Calleja, ha presentado unas cuentas para 2012 que ascienden a los 71,4 millones de euros, lo que representa una disminución del 1,7% con respecto a 2012. Hay que tener en cuenta que el presupuesto de 2011 ya contó con un importante tijeretazo del 9,3%.

Por usar un lugar común, llueve sobre suelo mojado. Esta situación es más llamativa si se tiene en cuenta que el presupuesto de la Universidad de Sevilla (su directa competidora, por más que el discurso oficial se empeñe en minimizar este hecho), sin embargo, experimenta una subida del 2,49% con una cuantía de 479,3 millones de euros.

En los presupuestos de la Olavide la inversión sufre un drástico recorte del 22,46%, un cifra propiciada por el final este año del plan plurianual de inversiones de la Junta . La esperanza es que, cuando se negocie un nuevo plan, las inversiones mejoren considerablemente. Una vez más, es llamativa la comparación con los presupuestos aprobados por el Consejo Social de la Universidad de Sevilla, en los que la inversión, en vez de bajar, crece un 1,44% respecto al año que ahora finaliza.

El espíritu de los nuevos presupuestos de la Universidad de la Pablo de Olavide está marcado claramente por la actual crisis económica mundial. De hecho, en una nota remitida ayer a este periódico por la universidad sevillana se destaca que se ha elaborado un proyecto presupuestario cuyo principio básico es que los "recursos disponibles se destinen, en principio, a garantizar las retribuciones del personal y, en segundo lugar, al pago a proveedores. A partir de ahí, se reducirá el gasto corriente todo lo posible, pero se mantendrán políticas encaminadas a mejorar el posicionamiento de esta institución". Sin duda, ahora más que nunca, se echa de menos por parte de la Pablo de Olavide los fondos extras que hubiesen llegado de haber conseguido el proyecto CamBio el sello de Campus de Excelencia Internacional.

La Olavide deja claro que, aunque los gastos, en general, se disminuirán en torno a un 2%, se mantendrán los compromisos que garantizan la carrera profesional del Personal de Administración y Servicios (PAS) y del Personal Docente e Investigador (PDI).

Destacable es que, pese a la austeridad de los presupuestos, la Pablo de Olavide "mantiene la apuesta por políticas de internacionalización y se incrementarán las inversiones destinadas al fomento de la investigación y de becas y ayudas para los universitarios". El esfuerzo de la Olavide por alumno matriculado "asciende a la cantidad de 7.243 euros para 2012", lo que supone un aumento del 0,59%, según la institución universitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios