El PSOE alega que derribó la crujía de su sede para evitar un "desplome"

  • Susana Díaz rechaza la sanción de 35.000 euros impuesta por Urbanismo y solicita la reanudación de los trabajos

El PSOE provincial ha registrado en la Gerencia de Urbanismo alegaciones contra la multa de 35.000 euros impuesta por el Ayuntamiento de Sevilla por la demolición de los muros de la primera crujía interior del edificio sede del partido en Luis Montoto, en Sevilla, catalogado en el nivel C de protección para la construcción de una sala de prensa. El argumento que ahora eleva el PSOE para rechazar el pago de la sanción y la reanudación de la obra es que "la viguería de madera de los muros estaba podrida", que no se garantizaba la "estabilidad" y que "el desplome se podía producir de manera incontrolada". Esta tesis choca con la oposición, cuya portavoz adjunta Alicia Martínez (PP) aclaró ayer que el expediente de inicio de obras de reforma recogía que "el estado general del inmueble era bueno". Martínez informó ayer de que la dirección del PSOE provincial había registrado el pasado 23 de octubre un pliego de alegaciones para solicitar el archivo del expediente sancionador "por no ajustarse la multa al valor de lo destruido" y, de paso, el levantamiento de la paralización de las obras decretada "hasta que se determinen los elementos constructivos no legalizables", por lo que pide una nueva valoración del daño producido mientras continúan las tareas constructivas "de las aspectos que sí están amparados por licencia de obra".

Las alegaciones -firmadas por la secretaria de Organización del PSOE provincial, Susana Díaz- recogen que unos estudios geotécnicos desaconsejaron la construcción de la sala de prensa en el sótano del edificio, por lo que se optó por reubicarla en la planta baja, un cambio de decisión que, matiza el PP, se hizo destruyendo la crujía "para ganar espacio" y sin haber presentado el pertinente modificado de obra ni tampoco tener licencia específica.

Martínez confió en que tanto Urbanismo como la Comisión Provincial de Patrimonio -que deberá pronunciarse sobre el nuevo proyecto de reconstrucción de los muros derruidos- "se pronuncien en contra y no den trato de favor al PSOE", al tiempo que cargó contra el alcalde y el delegado de Urbanismo "por llenárseles la boca al decir que actuarían sin que les temblara el pulso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios