atlético | sevilla

La prisa en Nervión frente a la calma en el Chelsea

  • El Sevilla sigue esperando el plácet a la cesión de Batshuayi, cuyo club le busca sustituto sin tanto apremio

Batshuayi presiona a Miranda en un amistoso con el Inter. Batshuayi presiona a Miranda en un amistoso con el Inter.

Batshuayi presiona a Miranda en un amistoso con el Inter. / wallace woon / efe

El sevillismo comienza a inquietarse, y cabe imaginar que Vincenzo Montella también aunque él sí tiene línea directa con los gestores blancos, por la ausencia de refuerzos una vez pasado el ecuador del mes de enero. El Sevilla lleva un par de semanas trabajando con mimo la adquisición de Michy Batshuayi en calidad de cedido y la prisa, que le llega por esa presión de la afición y, sobre todo, por la necesidad de reforzar la plantilla ante el preocupante bache de juego y resultados. Pero en el Chelsea ven las cosas de otro modo y no tienen tanto apremio.

Las gestiones realizadas obtuvieron un primer resultado positivo, certificado con el acuerdo cerrado con el jugador y el apalabramiento con el club londinense de su cesión, siempre y cuando llegue un sustituto. Antonio Conte tiene a su vez la promesa de los rectores londinenses de que no le darán salida al delantero internacional belga en tanto no amarren un sustituto que tape su hueco y el abanico de opciones se sigue abriendo. Algunas informaciones británicas hablan de que el Chelsea también se ha interesado vivamente en la situación de Alexis Sánchez, que cumple contrato en el Arsenal, archirrival londinense del club azulón, y eso implica un nuevo e incómodo compás de espera para el Sevilla. Asimismo, el excelente momento de forma de Richmond Boakye, ex delantero del Elche que Conte conoce de su etapa en la Juventus y que tras muchos vaivenes por Europa está despuntando en el Estrella Roja, ha podido abrir otra vía de mucha menor cuantía. En principio, Andy Carroll era el elegido, pero la dirección técnica londinense va despacio en el asunto mientras en el Sevilla ya se siente la presión del tiempo y los resultados en contra.

Ayer mismo, Conte dio una pista de esa calma con la que trata el asunto de Batshuayi. En vísperas del partido de la FA Cup que juega hoy el Chelsea ante el Norwich City, de la Championship (Segunda División), fue preguntado sobre si alineará a Batshuayi en vista de su situación. "Es jugador del Chelsea y mañana tiene que jugar. Es la única verdad que puedo decir ahora. Él tiene la posibilidad de demostrar que merece jugar en el Chelsea", dijo el técnico italiano, que incluso ha tenido contactos con su compatriota en el Sevilla para hablar del asunto de su cesión.

Pese a la aparente trabazón que Conte está oponiendo a la operación que tan trabajada tiene el Sevilla, la cúpula ejecutiva nervionense mantiene la expectativa en lograr su cesión, aunque no es la única opción, pero sí la preferida.

Entretanto, la dirección deportiva no ha abandonado, por ejemplo, los contactos para lograr la cesión con opción de compra de Aleix Vidal. La idea es reforzar el flanco derecho y el polivalente ex jugador del Sevilla parece el idóneo para Óscar Arias por su conocimiento del club y de la Liga, y también por el deseo del propio jugador de relanzar su carrera en Nervión. Y ésa es la baza del Sevilla, que espera que la presión del jugador sea decisiva para tumbar la resistencia del Barcelona, que necesita huecos en su plantilla y en su masa salarial, a cederlo sin incluir una obligación de compra por un elevado precio. Es otra operación lenta que choca con la necesidad y los nervios que hay por Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios