Un encierro limpio y rápido, con Daniel Jimeno 'in memóriam'

  • Los astados de El Pilar cumplieron el recorrido en 2 minutos y 20 segundos

Los toros de la ganadería del El Pilar protagonizaron el cuarto encierro de los Sanfermines, una carrera muy rápida y limpia -dos minutos y veinte segundos- en la que no se registró ningún corredor herido por asta. Resultaron contusionados leves cinco mozos, todos españoles, ya dados de alta.

En total, los efectivos de la Cruz Roja Navarra atendieron a un total de 50 personas tras el encierro de los toros de El Pilar. Antes de la carrera, el alcalde de Pamplona y el padre del madrileño Daniel Jimeno, última víctima mortal en los encierros pamploneses, depositaron un ramo de flores en el vallado de la zona de Telefónica, donde el joven fue mortalmente corneado el 10 de julio de 2009 por el toro de la ganadería de Jandilla Capuchino. El mozo era corredor habitual de los encierros y taurino apasionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios