Riegos Feragua urge la aprobación de los desembalses

  • La falta de precipitaciones empieza ya a preocupar a buena parte de los cultivos. Los riegos extraordinarios para el olivar de Jaén deberán esperar a que se fije el volumen de los ordinarios en la próxima reunión de la Comisión de Desembalse.

Embalse del Bembézar Embalse del Bembézar

Embalse del Bembézar

Comentarios 1

La falta de precipitaciones está afectando ya a los cultivos andaluces y de cara a la próxima reunión de la Comisión de Desembalse, prevista para el 2 de abril, los regantes tantean la situación de los cultivos y elaboran sus peticiones. Mientras, la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) ha mantenido una reunión con la nueva consejera de Agricultura, Carmen Crespo, a la que han solicitado que mejore el grado de ejecución de las ayudas a los regadíos, entre otras cuestiones.

Sin lluvias que puedan atender las necesidades de los cultivos permanentes y de invierno, y aunque la CHG ya ha iniciado algunos desembalses puntuales, Feragua explica que “es urgente que se prueben ya los desembalses más continuos requeridos por los cultivos implantados, con una demanda evaporimétrica creciente por las temperaturas superiores a 25º C”.

Por ello, llevará a la Comisión de Desembalse una propuesta de desembalses para la presente campaña, “que no deberían ser inferiores a 1.200 Hm3, al objeto de garantizar unas dotaciones mínimas para zonas regables de 5.000 m3/Ha, lo que supondría una restricción del 17%, en consonancia con la situación hidrológica que tiene la Cuenca, de prealerta en el Sistema de Regulación General (SRG)”, muy similar en su conjunto a la de la campaña de 2017. De este modo se dejaría el Sistema de Regulación General en torno al 25 %, “muy preocupante para la próxima campaña, como ya ocurrió a finales de 2017”, dicen.

En el resto de sistemas de explotación de la cuenca del Guadalquivir en situación de normalidad hidrológica, Feragua pedirá dotaciones óptimas, para satisfacer las demandas existentes. En relación con las otras cuencas andaluzas, que están en situación de completa normalidad, los regantes esperan que, en los comités de gestión de Guadalete-Barbate, Tinto Odiel-Piedras y Mediterránea, pendientes de convocarse, se aprueben dotaciones normales, salvo en el caso de Almería, en estado estructural de déficit hídrico.

Dada la situación meteorológica, Feragua ha trasladado al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir su “más absoluto apoyo” a la actuación de este organismo en relación con la aprobación de riegos extraordinarios para las 15.000 hectáreas de olivar de Jaén que no tienen consolidados sus derechos. “Como su propio nombre indica, los riegos extraordinarios deben ser aprobados cuando las condiciones hidrológicas de la Cuenca lo permiten, y después de estudiarse y decidirse las condiciones de los ordinarios”, explica el presidente de Feragua, José Manuel Cepeda, quien señala que el organismo de cuenca “no puede saltarse los procedimientos y el marco regulatorio, pues, si lo hiciera, además, sus dirigentes incurrían en graves responsabilidades”.

El olivar de Jaén

El presidente de la asociación líder del regadío andaluz pide a los olivareros jiennenses tranquilidad y sensatez “porque lo normal es que se aprueben los riegos extraordinarios, pero en su momento, pues no se puede pedir a la Administración que haga lo que es ilegal”.

Explica que en la próxima reunión de la Comisión de Desembalse se aprobarán las condiciones de los riegos ordinarios a la vista de la situación de la Cuenca, “y será a partir de este momento cuando procederá acometer el debate de los riegos extraordinarios, teniendo en cuenta que sólo se pueden autorizar los que lo hayan pedido en los últimos años y cuenten con informe de planificación favorable, pero en ningún caso autorizar a riegos ilegales o con sentencias judiciales denegatorias de sus concesiones”.

Cepeda subraya que así se ha hecho, además, siempre hasta ahora y que en años pasados la aprobación de riegos extraordinarios ha llegado en mayo-junio. “Con niveles de agua embalsada similares a los actuales, los últimos años a partir de mayo se aprobaron estos riegos y Feragua votó además a favor, como lo ha venido haciendo todos estos años atrás, pero lo que no podemos alentar, ni promover es que se incumpla la ley y se pisoteen los derechos adquiridos a las bravas y por la vía de los hechos, como parecen estar promoviendo otras organizaciones sectoriales”, señaló.

Feragua considera que las asociaciones de regantes no están para defender diferencias de unos regantes frente a otros, ni criticar a la Administración por cumplir la legalidad vigente, sino para hacer valer los intereses de sus asociados. “Aquí ya nos conocemos todos y esperamos y estamos convencidos de que la Administración no entrará al juego de quien le pide que haga lo que no puede hacer”, agregó Cepeda.

En cuanto a la reunión con Carmen Crespo, el secretario general de Feragua, Pedro Parias, destacó la buena disposición mostrada por la consejera y su equipo para simplificar y agilizar los procedimientos de ayudas a regadíos, “cuyo nivel de ejecución una vez superado el ecuador del marco actual 2014-2020, es prácticamente nulo, lo que pone en peligro los aproximadamente 100 millones de fondos Feader asignados a mejora de los regadíos. “Le demandamos -explicó Parias- que, en cooperación con la AGE y los regantes, impulse obras de mejora y obras de regulación para equilibrar el déficit existente y mejorar la garantía de los usos actuales”.

Feragua reclamó a la consejera la inclusión de una docena de obras de regulación en el Pacto Andaluz de Agua anunciado por la Consejería y le pidió que venga acompañado de un presupuesto de inversiones.

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ha trasladado a la ejecutiva de Feragua su propósito de propiciar “un gran Pacto por Agua” y así se lo trasladó el reunión que mantuvo la semana pasada con José Manuel Cepeda Sanz, presidente de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), y diversos miembros de la directiva.

Crespo estuvo acompañada por el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez; y el secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, Francisco J. Gutiérrez, y transmitió a los regantes su deseo “de inaugurar una etapa de puertas abiertas en la Administración y la obligación de hablar siempre con máxima transparencia para ayudar en las necesidades de los andaluces”.

La consejera explicó que en lo que va de año, la Junta ha tramitado ayudas para modernización de regadío por un valor total de 16,6 millones de euros y de las que se benefician a agricultores de las provincias de Almería, Granada, Jaén y Sevilla. Al encuentro asistió también por Feragua su secretario general, Pedro Parias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios