Contenido Patrocinado

Restaurante Rayuela. Todo el sabor del mar y mucho más , en el Restaurante de los hermanos Moreno en Mazagón

  • Un restaurante con una carta repleta de pescado, mariscos, arroces y carne atrae al público local y al visitante

Restaurante Rayuela, en el corazón comercial de Mazagón Restaurante Rayuela, en el corazón comercial de Mazagón

Restaurante Rayuela, en el corazón comercial de Mazagón

En la calle más comercial de Mazagón, donde son conocidos y reconocidos los negocios tradicionales, abrió hace dos años el Restaurante Rayuela. Un lugar de encuentro para disfrutar en compañía de sus magníficos platos.

Rayuela es fruto de la pasión por la restauración de los hermanos Pilar y Juan Manuel que, aunque autodidactas, han intentado canalizar esa pasión con la apertura de este negocio en el que se dan la mano tradición y vanguardia. Recuerda Pilar que la primera experiencia en el mundo de la restauración la tuvieron con un negocio en su pueblo natal, Lucena del Puerto, hace ya más de 20 años.

Interior del local Interior del local

Interior del local

Aunque eran muy jóvenes consiguieron dejar un buen recuerdo entre su clientela y eso les sirvió de aliciente para abrir Rayuela.

Sin olvidar en ningún momento el respeto absoluto a una materia prima de gran calidad, basada fundamentalmente en productos locales, estrenan carta, en la que han fusionado perfectamente los platos tradicionales con los más vanguardistas, siempre con su toque personal.

Barra del Restaurante Rayuela Barra del Restaurante Rayuela

Barra del Restaurante Rayuela

Además de disfrutar de sus playas y de su puerto deportivo, en Mazagón, y concretamente en Rayuela, se puede disfrutar del mejor pescado fresco de la tierra. En estos dos años, el negocio ha ido evolucionando favorablemente y el local, con tintes modernos, se ha hecho un hueco en el sector, con platos consolidados como el pulpo a la brasa, el atún a la brasa o los mariscos de la zona, arroces y carnes. Todos los platos gozan de una excelente relación calidad-precio.

Destino vacacional por méritos propios, a Mazagón llegan turistas de todo el mundo: gente de paso, por negocios o en familia para pasar unos días en la playa. Todos son clientes de Rayuela, aunque cada vez más, el restaurante es punto de encuentro de público local y de los pueblos de alrededor.

Terraza del local Terraza del local

Terraza del local

Receta de Carpaccio de corvina y caballa marinada sobre gel de cítricos y alga Wakame

Carpaccio de corvina y caballa marinada sobre gel de cítricos y alga Wakame Carpaccio  de corvina y caballa marinada sobre gel de cítricos y alga Wakame

Carpaccio de corvina y caballa marinada sobre gel de cítricos y alga Wakame

Ingredientes gel de cítricos:

1 limón, 1 pomelo, 2 naranjas (zumo), 4 gramos de goma Xantana y 10 gramos de azúcar.

Elaboración del gel de cítricos:

1. Sacamos el zumo a los cítricos y añadimos el azúcar y la goma Xantana. Batimos bien y dejamos que los ingredientes emulsionen. 2. Con la ayuda de una máquina de vacío metemos el gel en una bolsa.

Corvina

1. Sacamos un lomo y lo cortamos a lo largo por la parte de la espina y a su vez, lo cortamos en tres trozos.

2. Bien despinados le quitamos la piel y con papel de plástico hacemos rulos y los congelamos durante 24 horas. Reservamos.

Caballa

1 caballa, 300 gramos de sal marina, 150 gramos de azúcar, 100 gramos de orégano, 200 gr de pimienta en grano y 3 naranjas de zumo.

Elaboración de la caballa:

1. La deslomamos y le quitamos bien las espinas y la metemos en agua hielo para desangrarla bien. Reservamos.

2. Mezclamos los ingredientes de la marinada, menos el zumo de las naranjas. Ponemos en una bandeja una base de esta mezcla y colocamos los lomos de caballa y los enterramos con el pesto. Por último, mojamos con el zumo de naranja y lo dejamos reposar durante 9 horas. Después de este tiempo lavamos con agua fría y limpiamos bien de sal el resto de la marinada.

Emplatado

Verter el gel en el fondo del plato y extender de forma circular. Cortar la corvina e ir montando encima del gel de cítricos. Espolvorear con escamas de sal negra. Después, colocar la corvina encima de la caballa por último, colocamos la alga wakame al lado de cada trozo de caballa y vertemos un chorro de aceite de oliva virgen extra.